Casa de Miera

La Casa de Miera fue erigida en Selaya allá por el siglo XVII como una casona con torre y planta en forma de «L». Tiene un marcado carácter clasicista y  los elementos propios del estilo, es decir, soportal con dos arcos de medio punto de grandes dovelas, puertaventanas refajadas, cornisa moldurada, una imposta refajada que recorre toda la fachada y ejecuta la división entre pisos…

Destaca la gran torre de sillería, de tres plantas, en la que prevalece el muro sobre cualquier elemento decorativo, licencia que queda constreñida únicamente a la presencia de dos pequeños vanos, un escudo con las armas de Miera, Arce, Castillo de La Concha y Ceballos, y a los remates con pináculos en cada una de las esquinas.

Casa de Los Miera

A lo largo de la primera mitad del siglo XVIII van a ir cambiando lentamente los rasgos de la arquitectura señorial de la comarca introduciendo elementos decorativos más recargados y dotados de singularidad. En la medida en que en cada caso fue posible, y aquí tuvo ya cierta influencia la llegada de los primeros capitales de los indianos, se forzó el progreso de las formas barrocas.

Uno de los primeros edificios barrocos de la comarca fue la casa solar de Juan Montero de La Concha Obregón, en Vega de Villafufre. Sólo queda de ella lo que se conoce como Portalada del Obispo. Está presidida por un escudo con las armas de Montero, Obregón y Velarde. Llaman la atención el friso decorado sobre el arco y la ornamentación del frontón curvo que remata el conjunto, con varias molduras enmarcando al florón central.