El Palacio de Miranda

 

El Palacio de Miranda estuvo habitado a comienzos del siglo XVII por Pedro de Hernando Miranda, quien fuera autoridad del valle. En su momento, se configuró una casa adosada a una torre de tres plantas, una de las pocas que se pueden ver en la actualidad en el valle del Pisueña. Aunque ahora es parte del barrio de Pino de Pénagos, antiguamente era el centro de un antiguo concejo. 

La torre se levantó en el primer tercio del siglo XVIII con elementos clasicistas. Trata de marcar la separación entre plantas mediante línea de impostas y los vanos refajados, así como los remates de pirámides. El gran escudo de la fachada muestra las armas de Agüero y Miranda, que se repiten en un segundo escudo de la fachada lateral. Otras torres similares son las que forman el núcleo central de los palacios de Soñanes o Donadío, en Villacarriedo y Selaya respectivamente, Torrevieja en Santa María de Cayón o la casa torre de Sáez de Miera en Selaya.

El Palacio de Miranda