La Iglesia de San Pedro Advíncula de Liérganes

Esta es una de las escasas construcciones religiosas de estilo renacentista que se pueden encontrar en Cantabria. La construcción de la Iglesia de San Pedro ad Vincula de Liérganes comenzó en 1951 y continuaría a lo largo de los años posteriores en distintas fases. Su estructura se levantó sobre la de un templo anterior de estilo románico, del que aún se puede apreciar algunos restos en el ábside. 

Esta iglesia repite el modelo de planta de salón y grandes espacios interiores y cuenta con una bella portada de orden dórico, enmarcada en arco triunfal y rematado en frontón partido, además de una sólida torre del siglo XVII. Merecen especial reseña las imponentes dimensiones y la solidez del templo.

Aramburu Zabala ha definido al templo como una «iglesia columnaria de planta de salón», que responde a un tipo constructivo con tres naves de la misma altura, divididas mediante columnas toscazas y cubiertas con bóvedas de crucería. Una de las razones de usar esta tipología es la disponibilidad de amplios espacios interiores para realizar enterramientos.

Iglesia de San Pedro Advíncula Liérganes