Más de treinta periodistas de medios nacionales e internacionales conocieron de primera mano la propuesta para declarar la Nacional 623 como la primera carretera turística nacional

Desde el año 2017, la Asociación para la Promoción y Desarrollo de los Valles Pasiegos viene trabajando conjuntamente con la Diputación de Burgos, Burgos Alimenta y los Ayuntamientos de Piélagos y Camargo para la promoción, puesta en valor y difusión de los diferentes atractivos con los que cuenta este histórico recorrido a ambos lados del Escudo.

Este proyecto conjunto busca asimismo la valorización de los recursos paisajísticos y patrimoniales, la dinamización socioeconómica del trazado, implicar a la población y generar una nueva oferta turística desestacionalizada que apoyará la diversificación de las zonas que incluye el trazado.

Apoyo institucional

En este sentido, Casa Suecia en Madrid ha acogido la presentación del evento “N623 Kilómetros que alimentan”, que ha contado con la presencia del presidente de la Diputación de Burgos, César Rico Ruiz, las directora de Turismo de Cantabria, Marta Barca, la directora de Desarrollo Rural de Cantabria, Marisa Pascual, el jefe de Área de Turismo Sostenible de la Secretaría de Estado de Turismo, Ricardo Blanco Portilla; así como la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, la de Piélagos, Verónica Samperio, y el presidente del Grupo de Acción Local de los Valles Pasiegos, Ángel Sainz Ruiz, entre otras autoridades.

Durante el evento se ha presentado un reportaje audiovisual donde se recogen los principales atractivos que puede conocer el visitante, pero sobre todo los protagonistas que puede encontrar el turista a ambos lados del puerto, que no son otros que sus habitantes y empresarios que elaboran unos productos exquisitos y brindan unos servicios de primera calidad.

Asimismo, el evento ha servido para presentar tres folletos promocionales que cuenta con el respaldo y apoyo del programa LEADER 2014 – 2020 que desarrolla el Grupo de Acción Local de Valles Pasiegos, y que cuenta con el apoyo y financiación de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; la Unión Europea a través de los Fondos Feader y los Ayuntamientos que integran la comarca.

Durante su intervención la directora de Turismo de Cantabria, expresó su satisfacción por el proyecto y las actuaciones que se están llevando a cabo con la promoción del trazado y sus atractivos tanto en la parte cántabra como la burgalesa, y ratificó el apoyo de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio de Cantabria.

Por su parte, Marisa Pascual valoró la labor que desarrolla el Grupo de Acción Local de los Valles Pasiegos y su trabajo en el territorio, así como la posibilidad que brinda el programa LEADER para el desarrollo e implementación de proyectos dinamizadores del territorio.

Para cerrar el evento, el presidente de la Diputación de Burgos apostó por la línea de trabajo actual entre ambas administraciones, a la vez que animó a continuar buscando fórmulas que permitan revitalizar económicamente el tejido económico que circunda la carretera y que sin lugar a dudas constituyen uno de sus grandes atractivos, como es el caso de la industria agroalimentaria y gastronómica.

El trazado

La N623 tiene una longitud total de 153km, de los cuales 93 km discurren a través de la provincia de Burgos, 37km discurren por la comarca de Valles Pasiegos y otros 23km por el resto de la provincia Cántabra, de ahí la estrecha colaboración entre las diferentes entidades a la hora de elaborar todos sus proyectos de promoción.

Esta nacional es el camino más corto entre Burgos y Santander. Sin embargo, en los años noventa el aumento de tráfico obligó al Ministerio de Fomento a realizar variantes para salvar las importantes rampas de la vertiente cántabra o sortear las nevadas invernales.

Como consecuencia de estas remodelaciones, la comarcal 627 que unía Burgos con Aguilar de Campoo, se convirtió en nacional y en vía preferente de acceso a la costa centro cantábrica al ser más cómoda y segura. La variante 627, en sentido ascendente, enlaza a su vez con la A67 en Aguilar de Campoo hasta llegar a Santander.

La construcción de esta variante repercutió en un descenso importante del uso de la N623 que, no solo afectó al tráfico sino también a la consiguiente merma de actividades industriales, agrícolas y turísticas. En muchos casos, incidió en la desaparición de los negocios sustentados en el ir y venir de los automovilistas.

Es por ello que mediante la implementación de este proyecto se busca poner en valor el legado histórico con el que cuenta este trazado, la riqueza patrimonial que atesora tanto en la parte burgalesa como cántabra, el incomparable encanto paisajístico, así como la oferta gastronómica existente a ambos lados del Puerto del Escudo.

Financiación para nuevas actuaciones

La presentación realizada en Madrid, ha supuesto asimismo el pistoletazo de salida para la búsqueda de nuevas fuentes y vías de financiación del proyecto, tanto a escala autonómica, como nacional y europea. En este sentido, se está trabajando conjuntamente con la Secretaria de Estado de Turismo para acudir a la próxima convocatoria de ayudas para productos turísticos en destino.

 

Presentado en Madrid el proyecto de la carretera nacional 623