Santuario Nuestra Señora de Valvanuz

El Santuario de Nuestra Señora de Valvanuz es un ejemplo de construcción religiosa que se reedifica durante el siglo XVII. El templo, dedicado a la patrona de los pasiegos, se ubica a los pies del frondoso robledal De Todos, en Selaya y se levanta sobre una primitiva construcción del siglo XII. El elemento más importante del templo es la talla en madera de la virgen sedente de finales del siglo XII; sostiene en la mano derecha una esfera, y en la izquierda, sobre su rodilla, al niño.

El contraste entre la bóveda de arista, clasicista, que cubre la nave, y las crucerías góticas de la capilla mayor y del camarín, pone de manifiesto criterios constructivos de dos épocas distintas.

En cuanto al edificio, el rasgo más relevante es la espadaña, de principios del siglo XVIII, que se organiza en tres cuerpos además de un remate curvo. Mientras el piso de base se presenta macizo, los otros dos incluyen troneras y decoración de bolas herrerianas y pirámides.

Junto al santuario se encuentra la Casa de la Beata, que fue restaurada y convertida en museo. En la actualidad alberga una exposición permanente de fotografías antiguas en torno a las amas de cría pasiegas.

Santuario Nuestra Señora de Valvanuz